Qué son los Mercados Financieros [Lección 2]

¿Qué son los mercados financieros? Como su nombre lo indica, los mercados financieros o Market, son el espacio donde se negocian los valores financieros o activos, tanto a nivel nacional como internacional. En los mercados financieros, los traders compran o venden esos activos con el propósito de sacar un beneficio, mientras que tratan de limitar los riesgos.

YouTube player

Asimismo, existen distintos tipos de traders: algunos operan en un solo mercado y otros en varios. Por ejemplo, algunos inversores se centran en el mercado de valores y hay quienes prefieren el de Derivados (por ejemplo, el de los CFD). Y en esta lección explicaremos por qué, qué tipos de mercados existen, cómo funcionan, y cuáles son algunos factores que pueden afectarlos, como una crisis financiera. De hecho, es importante tener una visión general de todos los mercados financieros, ya que pueden ejercer una influencia entre sí.

Una plataforma que tiene variados mercados es eToro.

Qué tipos de mercados financieros existen

Al igual que los mercados donde se compran y venden bienes y productos como verduras o ropa por una moneda local o nacional, en el mercado financiero tiene lugar el intercambio de activos o valores. En otras palabras, se centran en la compra, venta y conservación de valores, productos e instrumentos financieros. Todos estos productos se clasifican como distintos tipos de mercados financieros.

Los mercados financieros se han expandido de manera exponencial en las últimas décadas ofreciendo una amplia variedad de instrumentos financieros.

Por tanto, los mercados financieros se pueden clasificar en algunos de los siguientes:

  • Forex: Mercado financiero de divisas o FX (Forex = FOReign EXchange market)
  • De Valores: Acciones y bonos
  • Derivados: CFD (en Inglés “Contract For Difference” o Contrato por Diferencia en español)
  • Materias primas: Oro, plata y petróleo
  • Monetarios: Deuda a corto plazo
  • Criptomonedas: Bitcoin y Altcoins
  • Hipotecarios: Préstamos a largo plazo
  • De seguros: Transfieren riesgo por una prima

Asimismo, en algunos de estos mercados financieros se negocia a largo plazo y en otros a corto plazo o una mezcla de ambos, debido a su misma naturaleza.

Por ejemplo:

  • El mercado hipotecario: se intercambian muchos préstamos a largo plazo
  • Mercados monetarios: se centran en el corto plazo
  • Forex, acciones, CFDs y commodities: pueden ser negociados tanto a corto como a largo plazo

¿Cuánta influencia ejercen los Mercados internacionales?

¿Cuánta influencia ejercen los mercados financieros internacionales en nuestra economía? Los mercados financieros internacionales cumplen un propósito importante para la economía, y generalmente desempeñan seis funciones básicas:

  • Determinan los precios
  • Liquidez
  • Generan costes, como los de transacción
  • Préstamos
  • Información sobre el flujo de fondos.
  • Riesgo compartido

Asimismo, las instituciones financieras facilitan el flujo y el movimiento de fondos dentro de los mercados internacionales y en el sistema financiero en general.

Entre estas instituciones se pueden incluir los bancos comerciales, bancos de inversión, bancos centrales, compañías de seguros y brokers de trading CFD (como eToro). También están incluidas las instituciones financieras no bancarias, como las cooperativas de crédito.

En el caso de decidir operar con un broker que tiene acceso a productos de inversión, o él mismo los crea, como los CFD, elija con cuidado. Por ejemplo, eToro es reconocido por ser uno de los principales proveedores de CFD de acciones, forex, etc. (desde este enlace puede visitar la página oficial).

Historia breve de los mercados financieros

En el último siglo, los mercados financieros internacionales parecen haber sido el motor del comercio y de la economía internacional en general. Sobre todo los últimos 25 años han contribuido a que los mercados financieros sean cada vez más complejos, sofisticados e importantes gracias al avance de la tecnología.

Por ejemplo, desde comienzos del siglo XXI los mercados financieros globales se han vuelto más dinámicos y han cambiado rápidamente. De hecho, actualmente hay menos controles, más transacciones financieras y sistemas de pago internacionales.

Asimismo, nuevos instrumentos financieros (como las criptomonedas) y las nuevas tecnologías digitales han aumentado el movimiento en términos de flujos internacionales de capital. Esto ha contribuido a que se establezcan nuevas asociaciones y mercados, así como métodos financieros más abiertos y avanzados.

Como veremos a continuación, cada mercado financiero tiene sus propias características.

Características del mercado financiero Forex

Forex o mercado de divisas es el más grande del mundo. Además, este mercado financiero se ha vuelto cada vez más popular, especialmente en los últimos 30 años, experimentando un enorme crecimiento de volumen. Podemos observar cómo ha ido aumentando por año el volumen de negociación el mercado financiero forex:

  • 1977: 5.000 millones de dólares
  • 1987: 600.000 millones de dólares
  • 1992: 1 billón de dólares
  • 2001: 1,5 billones de dólares
  • 2007: 3 billones de dólares
  • 2010: 4 billones de dólares
  • 2013: 5,3 billones de dólares
  • 2017: 5,5 billones de dólares
  • 2019: 6,6 billones de dólares

Es fácil notar como el volumen de Forex ha aumentado en una proporción de 1000 los últimos 40 años. Por ejemplo, aumentó un 373 % entre 2001 y 2019, y un 65 % entre 2010 y 2019.

¿Qué nos indican estas cifras? Este crecimiento muestra lo importante y cómo funciona el mercado financiero forex en los últimos años. En parte, los factores clave que han contribuido a esta tendencia son las nuevas tecnologías, una mayor volatilidad de los precios, mayor acceso a los mercados financieros e información con más herramientas de trading a través de brokers online. De hecho, el mercado financiero Forex es popular entre los traders que buscan oportunidades de hacer trading a corto y mediano plazo.

Características del mercado financiero bursátil o Bolsa de Valores

Una característica de las acciones bursátiles en los mercados mundiales, especialmente los de Estados Unidos, es que se han vuelto cada vez más importantes en comparación con otros.

Por ejemplo, según el libro “El triunfo de los optimistas” (2002), escrito por Elroy Dimson, Paul Marsh y Mike Staunton, en el siglo XX el mercado financiero bursátil de EE. UU. se colocó a la cabeza del resto. Además, su investigación indica que se han producido tres cambios importantes en los últimos 100 años.

  • Estados Unidos ha logrado el dominio del mercado.
  • Los intercambios se han consolidado.
  • Se ha producido una rotación del sector secular (actividades de mercado a largo plazo).

Veamos cómo han cambiado los mercados de valores a lo largo del siglo XX y XXI.

Cambios significativos en la bolsa de valores

Los mercados financieros bursátiles de EE. UU. pasaron de tener un valor del 15 % en 1899 a un 53.2 % en 2016. A este país le sigue otro que ha crecido en números, es decir, Japón.

En cambio, las demás regiones perdieron cuota de mercado en general. Por ejemplo, el Reino Unido cayó un 25 a 6.2 %. Incluso algunos países desaparecieron de la lista, mientras que otros ingresaron por primera vez.

Los sectores industriales del mercado también cambiaron drásticamente entre 1900 y 2017. Entre estos tenemos el de ferrocarriles, que fueron muy fuertes hasta 1900, y un siglo después perdieron una cuota de mercado sustancial. 

De hecho, en Estados Unidos los ferrocarriles dominaron el mercado de valores con una ponderación de la industria de más del 50 %. En 2017, esta ponderación había caído hasta llegar a unos pocos puntos porcentuales. 

Pero otras industrias, como los bancos, las finanzas y la salud, aumentaron significativamente. En cambio, algunos sectores considerados gigantes en 1900, ya no tenían ninguna cuota de mercado en 2017.

Claro está, el panorama del siglo pasado no tiene por qué ser la tendencia de este siglo. Por ejemplo, con relación al trading en línea de CFD (vea la lección 3), los traders no necesitan saber cómo se verá el futuro dentro de 100 años. ¿Por qué? Porque pueden operar en marcos de tiempo más cortos, como el trading intraday, semanal o mensual.

Los mercados financieros y el corto plazo

Es más fácil entender cuál será la tendencia de los mercados financieros a corto que a largo plazo, sobre todo al analizar un siglo entero.

Al respecto, puede usar una plataforma de trading como la de eToro, con gráficos gratuitos y herramientas para análisis y comprensión de la tendencia de los mercados financieros. Incluso es posible comenzar con una demo gratuita sin restricciones (abra su cuenta demo ilimitada gratuita de eToro haciendo clic).

cuenta demo eToro

Debido a que los CFD son instrumentos complejos y están sujetos a apalancamiento presentan el gran riesgo de perder dinero rápidamente. De hecho, el 71.2 % de las cuentas de inversores minoristas pierden dinero cuando operan con CFD de este proveedor. Por tanto, antes de invertir, debe estar seguro de que comprende cómo funcionan los CFD y si está en grado de asumir el riesgo de perder su dinero.

Características de los mercados financieros de derivados

Los derivados son valores que tienen a la base un activo subyacente, y en ocasiones se utilizan como cobertura contra fluctuaciones en los precios. Algunos ejemplos de este tipo de mercados financieros son las opciones, los futuros y los CFDs.

Sobre los CFD vamos a ampliar un poco más el concepto. Cuando operamos con un broker de CFD, en realidad estamos dentro de un mercado financiero. Prácticamente con los CFDs se replican todos los mercados, dando la oportunidad de vender sin haber poseído los valores, utilizar apalancamiento, etc. El significado de CFD es “Contract for Difference” (Contrato por diferencia). Se trata de un contrato que se estipula entre el trader y el broker.

Los traders suelen negociar con algunos de estos instrumentos con el fin de exponerse a riesgos, pero aprovechar los momentos favorables del mercado.

Características de los mercados financieros de materias primas

El mercado financiero de materias primas también conocidas como commodities, abarca productos básicos sólidos como el oro, el petróleo, y productos blandos, como los agrícolas y ganaderos. 

En este caso, los inversores y traders participan en estos mercados de forma indirecta comprando contratos, o directamente, comprando una opción, un futuro o un CFD.

Características de los mercados financieros de capital

Entre los mercados financieros de capital se incluyen las acciones y los bonos (tanto los bonos del sector público como el privado). Estos mercados financieros se caracterizan por tener un mercado primario, donde las empresas y gobiernos emiten nuevas acciones, y un mercado secundario, donde se negocian acciones y bonos previamente emitidos.

Características de los mercados de Seguros e hipotecarios

Los mercados financieros hipotecarios se basan en préstamos a largo plazo que se emiten para la compra de propiedades. Estos préstamos se pueden negociar en mercados hipotecarios secundarios. En cambio, los mercados de seguros implican al asegurador y al asegurado, donde el riesgo se transfiere por una prima. A su vez, las compañías de seguros tienen importantes reservas de efectivo que invierten en mercados de acciones, bonos y derivados.

Características de los mercados financieros monetarios

Estos tipos de mercados financieros se enfocan en la deuda a muy corto plazo, y están implicados bancos locales y bancos centrales. Los bancos se prestan mutuamente para fines de liquidez a corto plazo. El banco central a menudo actúa como el prestamista de último recurso.

Características de los mercados financieros de criptomonedas

Aunque hace parte de los mercados financieros, es un sector bastante nuevo. Por ejemplo, Bitcoin y otras criptomonedas llenaron los titulares a finales de 2017, cuando la fuerte volatilidad causó un aumento en los precios. La tecnología blockchain y su sistema de minería (para crear criptomonedas) también han provocado un mayor interés por los mercados financieros. 

Puede estar al tanto del pronóstico de Bitcoin en nuestro artículo especializado.

La inversión en criptoactivos no está regulada en la mayoría de países de la UE y el Reino Unido. Por tanto, están sin protección al consumidor. Su capital está en riesgo.

¿Tienen algo en común los mercados financieros internacionales?

Existen distintos tipos de mercados financieros, cada uno con su propia característica, pero tienen varias cosas en común: 

  • Tamaño: existe un gran número de instrumentos financieros. Mientras más instrumentos se negocien en un mercado financiero, más amplio será.
  • Profundidad (DOM – Depth of Market, en inglés): se refiere al listado de órdenes pendientes para ejecución de compra y venta de un determinado instrumento.
  • Libertad: no existen barreras en la entrada o salida del mercado financiero.
  • Flexibilidad: los precios se establecen en función de la oferta y la demanda del mercado financiero (por ejemplo, internacional, asiático etc.)
  • Transparencia: es posible obtener la información del precio del activo financiero.

Dado que se trata de productos complejos de entender, y de consecuencia, arriesgados, los traders suelen tener como primera herramienta una cuenta demo de trading para practicar. De esta manera, pueden comprender los riesgos y familiarizarse con los productos en sí, con el fin de estar mejor preparados para cuando decidan pasar a la cuenta real. 

Por ejemplo, puede aprender a operar con una cuenta de demostración en otra plataforma, eToro, y hacer trading en forex desde cualquier lugar. Puede abrir una cuenta demo de eToro a través de este enlace.

Factores que afectan directamente los mercados internacionales

Tal como los mercados financieros tienen características en común, también tiene factores en común que los afectan directamente. Por ejemplo, una crisis financiera o una caída de los mercados financieros.

Se ha definido crisis financiera como “un desplome brusco en el precio de una clase de activos, que puede ser un mercado financiero, después de un flujo masivo de órdenes de ventas”. Asimismo, se dice que una crisis financiera es un “colapso de los precios de las acciones en el mercado de valores”.

Por tanto, un desplome del mercado de valores puede referirse a una caída, por lo general repentina e inesperada, en los precios de las acciones. Podría ocurrir como consecuencia de un evento que causa pánico en los mercados financieros.

También podrían ocurrir mini crisis financieras, es decir, caídas muy rápidas de los precios, generalmente seguidas de un aumento. Quizás sean causadas por problemas técnicos o errores humanos, así como por las grandes crisis financieras que afectan a todos los mercados y se prolongan en el tiempo.

Veamos más de cerca en orden cronológico las grandes crisis financieras que han afectado los mercados financieros a lo largo de las últimas décadas para ver qué podemos aprender. 

Fiebre de los tulipanes

La que llegó a ser conocida como la “fiebre de los tulipanes” se puede considerar la primera caída del mercado de valores de la historia. 

Esta crisis ocurrió en febrero de 1637 en Holanda, después de una burbuja especulativa sobre los precios de los tulipanes (también llamada tulipomanía). De ahí es que deriva su nombre. El tulipán es una flor que llegó de Constantinopla unos años antes y se hizo muy popular entre la clase burguesa y aristocrática de Europa.

El Crack de 1929

La crisis de 1929, quizás la más famosa de la historia de la bolsa, también fue la primera caída del mercado de valores del siglo XX. Esta crisis comenzó el ‘jueves negro’ del 24 de octubre, lo que marcó el inicio de la Gran Depresión y el crack del año 29, afectando a toda la economía de EE. UU. y del resto del mundo.

¿A qué se debió esta crisis? El motivo de la crisis fue una burbuja especulativa alimentada por el sistema de crédito basado en acciones. Este sistema fue introducido a principios de la década de 1920 en Estados Unidos.

El desplome de 1929 colapsó todo el mercado de valores durante los siguientes tres años, y la crisis se extendió a la economía real. Esto causó la larga y profunda depresión económica en la década de 1930.

La crisis del petróleo

La crisis de 1973 comenzó con el fuerte aumento de los precios del petróleo, que llegó a costar 3 dólares en octubre de 1973 hasta alcanzar los 12 dólares en marzo de 1974. Esta crisis se debió al acuerdo de los países árabes productores de no exportar más crudo a los aliados que habían apoyado a Israel en la guerra de Yom Kippur. El desplome que tuvo lugar en 1973 se coloca entre los pocos que no tuvieron inicio por la explosión de una burbuja especulativa. 

Este fuerte aumento de los precios del petróleo ahogó la economía mundial a medida que entraba en recesión.

Crisis financiera de los mercados 1987

Uno de los peores días en Wall Street, al mismo nivel del ‘jueves negro’ del 24 de octubre de 1929, fue la crisis financiera de 1987, que comenzó el lunes negro del 19 de octubre.

Ese ‘lunes negro’, el Dow Jones perdió en una sola sesión un 22.6 % de su valor, superando el récord anterior de 1929 (-12.6 %). A esta crisis le siguió un desplome en el resto del mundo, comenzando con la Bolsa de París que perdió un 9.7 %, seguido de la Bolsa de Londres que cayó un 26 % y una caída del 46 % en Hong Kong.

En este caso, el punto de partida de esta crisis financiera fue la publicación del déficit comercial de Estados Unidos, que hasta el día de hoy continúa ampliándose.

La burbuja ‘puntocom’

Otra caída del mercado bursátil ocurrió en el año 2000, que llegó a conocerse como el estallido de la burbuja de las ‘puntocom’. Esta crisis comenzó en abril del 2000 y duró 3 años.

¿Por qué ocurrió esta crisis? A finales de 1990 las compañías relacionadas con Internet alcanzaron mucho éxito en los mercados de valores. Esto generó una burbuja entre 1999 y 2000. Después de la salida a la bolsa de la empresa Wanadoo y los problemas financieros de Global Crossing, inició la desaceleración en abril de 2000, que se reforzó por los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La crisis subprime

La crisis del mercado de valores de 2008 se produjo tras el estallido de la burbuja inmobiliaria de 2007 en EE. UU. como consecuencia de las llamadas hipotecas de alto riesgo o hipotecas subprime.

La burbuja inmobiliaria previa al estallido de la crisis se formó cuando los bancos comenzaron unos años antes a otorgar préstamos sin garantías a familias con dificultades financieras. Más tarde se elevó el precio de las hipotecas debido a la subida de los tipos de interés por parte de la Fed en 2005. Esto dificultó a las familias el pago de la deuda, generando un aumento de los préstamos de hasta el 15 % en 2007.

Junto a la crisis inmobiliaria llegó también la bajada de los precios de los valores inmuebles, provocando quiebras masivas de entidades de crédito y fondos de inversión.

Crisis financiera 2011

El difícil escenario económico y financiero que siguió a la crisis del mercado de valores de 2008 se debió en gran parte al período de desaceleración ocurrido en el verano de 2011.

En este difícil contexto, algunos factores agravaron un poco más la situación, como los siguientes:

  • La crisis de la deuda griega y su posible salida del euro
  • Riesgosas quiebras de algunos bancos 
  • Rumores sobre la deuda española y el anuncio de elecciones anticipadas 
  • Rebajas en las calificaciones de varios países
  • Una sucesión de planes de austeridad 
  • Cifras económicas decepcionantes en Europa y en Estados Unidos.

La pandemia del coronavirus

Todo parecía indicar que en el año 2020, pese a la desaceleración económica, los mercados financieros iban a resistir sin grandes sobresaltos, sobre todo Wall Street con su mayor racha alcista de la historia. Pero a mediados de enero de 2020, el coronavirus lo cambió todo, con su impacto de lleno en China. Lo que a finales de diciembre parecían casos aislados se convirtieron solo dos semanas después en un gran problema que obligó incluso a suspender las celebraciones por el nuevo año chino. Como consecuencia del frenazo económico del gigante asiático, las medidas adoptadas para frenar el virus comenzaron a tener un fuerte impacto en algunos mercados.

Un mes después, el virus entraba en Europa, con Italia como foco principal, mientras se extendía al resto del continente y España entre los principales brotes. El pánico se apoderó, y a principios de marzo los mercados financieros de renta variable (acciones) sufrieron uno de los mayores desplomes de los últimos años.

Lea más en el artículo Cómo invertir durante el Coronavirus.

¿Debemos prepararnos a una crisis de los mercados financieros?

Según varios economistas, el riesgo de una caída es bastante probable, dada la situación actual y sus perspectivas. De hecho, algunos analistas incluso se están preparando para una caída del mercado de valores peor que en 2008. ¿Ocurrirá un nuevo desplome del mercado de valores? ¿Se está acercando una crisis en los mercados financieros? ¿Hay alguna manera de prepararse a una recesión debido a una posible caída del mercado de valores?

No es posible dar una respuesta específica a estas preguntas. Pero en las próximas lecciones del curso CFD aprenderemos a manejar las herramientas necesarias para aprovechar los distintos escenarios de mercados financieros, incluso cuando sufren caídas.

Las plataformas de CFD, como eToro ofrecen herramientas fáciles de usar para la gestión de riesgo, así como para conseguir previsiones de posibles caídas o subidas de precio de los mercados. 

Estos brokers son proveedores de CFD. Con sus plataformas se puede operar a través de CFD sobre activos de los mercados financieros bursátiles, y otros más. Asimismo, los traders pueden usar estrategias de trading sobre varios otros instrumentos financieros de CFD, como materias primas e índices bursátiles. De algunas de estas estrategias de trading hablaremos en el curso CFD.

Y una forma de comenzar a probar una plataforma es usando primero la versión demo gratuita. Por tanto, le dejamos un enlace:

Ahora podemos pasar a la siguiente lección que se centra en la principal herramienta de negociación de este curso, los CFD:

Lección 3 Qué son los CFD